Emprendimiento

10 pasos para ser una mujer autónoma

¡Bienvenidas y bienvenidos a este post: 10 pasos para ser una mujer autónoma!, las entradas anteriores tienen una puntual continuidad en la academia de liderazgo y comunicación, innovación y marketing, que estamos escudriñando con detenimiento en la categoría de emprendimiento.

El equipo de la Biblioteca de Alexandria decidió dedicar esta entrada 10 pasos para ser una mujer autónoma, en bandera solidaria por el incremento de mujeres desaparecidas a comparación del año pasado. Desde el año 2021, la ONU «le llamó la atención» a México por el número de personas desaparecidas anualmente, y desde Noviembre, la Organización de Naciones Unidas tiene a nuestro país en auditoría con respecto a materia de seguridad. En promedio diariamente desparecen 7 mujeres y, desde 1964 estamos en la mira de protagonizar el país número uno por desapariciones forzadas alrededor del globo.

¿Qué se hace ante estas situaciones? ¿Ignorar el hecho de que se necesita ayuda desde antes de que sucedan las desapariciones?. Tal vez no podamos cambiar la corrupción de las autoridades ni reformar las leyes de nuestro gobierno para que causen el impacto suficiente para que nadie se haga daño. Pero lo que sí puede hacerse es trabajar en nosotras desde la autonomía, enfrentar la desinformación, formar el pensamiento crítico y pulir el grandioso poder de decidir.

¿Qué vamos a aprender en esta entrada con la experta en el tema Claudia Palacios?:

  1. Ponte las gafas
  2. Construye tus pilares de apoyo
  3. Aprópiate de tu cuerpo
  4. Diseña tu proyecto de vida
  5. Garantiza tu autonomía económica
  6. Practica la sororidad
  7. Aprende a escoger a tu pareja
  8. Define tu relacionamiento con los hombres
  9. Pregúntate si debes declararte feminista
  10. ¡Empieza ya!
Ponte las gafas

Si bien, es cada vez más común ver a mujeres en puestos de liderazgo en empresas privadas o del sector público, el porcentaje aún es bajo y altamente inequitativo, si se tiene en cuenta que las mujeres somos más de la mitad de la población y que en las universidades en América Latina y el Caribe nos graduamos 10% más mujeres que hombres. Según el Fondo de Población de Naciones Unidas el 91% de los hombres y el 86% de las mujeres tienen algún sesgo que juega en contra de la equidad de género. En asuntos de violencia, en promedio el 28% de los hombres y mujeres dicen que es «justificable» que un hombre le pegue a su pareja.


Seguramente has escuchado comentarios como: Que un hombre beba, fume y sea infiel es «aceptable», pero si lo hace una mujer ¿Qué se dice de ella?. Que fea, gorda o desarreglada va esa mujer, mientras que el aspecto de los hombres pasa desapercibido o se considera normal. ¿Te suena alguno de estos casos?. Ponernos las gafas significa pensar y analizar estas situaciones fuera de ésa educación donde se nos inculcó a tolerar, aceptar o ignorar estos hechos. En algún momento donde se nos obligó a actuar de cierto modo u otro, y también en esos incómodos momentos donde no supimos cómo reaccionar.

Vamos a «ponernos las gafas» para responder estas preguntas:

📌¿Qué hago por complacer a otros que no me complace a mí?

📌¿Qué situaciones incómodas he vivido en mi trabajo, relaciones de pareja o como ciudadana por el hecho de ser mujer?

📌¿Me hubiera gustado reaccionar de otra manera ante ellas?

📌¿Qué me frena para hacer lo que quiero?

Ante situaciones que te incomoden y que veas que tienen relación con sesgos de género, reacciona con seriedad, no sonreír muestra que no eres tolerante ante comentarios con los cuales no te sientes cómoda. Tendemos a sonreír por esa tendencia a ser complacientes y tendemos también, a tener un miedo natural de entrar en conflicto, más si quienes nos rodean son mayores o tienen un puesto de mando. Mostrarte seria y preguntar o responder en calma y con sabiduría, puede generar intimidación de quienes intentan intimidarte a ti o agredirte pasivamente. Por ejemplo, en algún comentario que hayas percatado que se hizo en doble sentido, en lugar de dar espacio para que la persona que lo hizo te acorrale o rayes en insultar con enojo, podrías decir:

-Por favor dime claramente a qué te refieres, me parece confusa la forma en que lo planteas y no quisiera mal interpretarte.




La manera como te vistes, hablas y trabajas ¿es coherente con la forma como quieres que te vean como profesional, ciudadana o mujer o es tácitamente impuesta por alguien más?. Con esta pregunta no me refiero a que tengas que sacrificar tu estilo o tus gustos, sino que tu estilo sea propio y acuerdo a lo que quieres proyectar de ti, sintiéndote segura y autónoma.

Construye tus pilares de apoyo

1.-Personas:

Elige al menos tres, asegúrate que sean personas que quieran lo mejor para ti. No tienen que ser mujeres todas, pueden ser individuos muy diversos tanto en gustos, edad, género, ocupación, familiares o no, sólo asegúrate que realmente quieran lo mejor para ti. Trata de mantener comunicación constante, pídeles su opinión para conocer puntos de vista de diferentes sobre temas que conciernen a tu vida, y reúnete con cada una por separado. Las relaciones no solo se construyen, también se mantienen y siempre es bueno el rodearse de personas con valor, así el cuidado ético de la relación será mutuo, te lo aseguro.

2.-Producción cultural sobre equidad de género:

En este espacio vamos a darte algunos ejemplos, pero es un «plan de estudios» propio, que va enriqueciendo nuestras vidas y nuestra perspectiva.

📌 Libros: «El segundo sexo» de Simone de Beauvoir, «Una habitación propia» de Virginia Wolf, «El cuento de la criada» de Margaret Atwood, «Todos deberíamos ser feministas» de Chimamanda Ngozi Adichie, y «Feminismo para principiantes» de Nuria Varela.

📌 Películas: «Las sufragistas» dirigida por Sarah Gravon, «Erin Brockovich» interpretada por Julia Roberts, «Akelarre» dirigida por Pablo Aguero, «Hermosa venganza» dirigida por Emerald Fennel y «Thelma y Louis«.

📌 Canciones: «I will survive» de Gloria Gaynor, «Respect» de Aretha Franklin fueron las primeras dos mujeres de color en exponer temas feministas. Temas más contemporáneos; «Ella» de Bebe y «Este cuerpo es mío» de Rebeca Lane y si no has escuchado este tema en respuesta de la canción de Café Tacuva «Ingrato», de Andrea Echeverri, no puede faltar en tu playlist.

Cualquier película, libro, canción o contenido feminista que consumas, siempre debe ser examinado a la luz de la consciencia. Ponerse las gafas no significa odio, enemistad o crítica sin fundamentos hacia los hombres; al contrario ambos géneros pueden verse ampliamente beneficiados en crear un mundo más igualitario.

3.-Mujeres autónomas referentes en nuestra vida:

Con esto nos referimos a mujeres que nos motivan, aportan o han despertado antes en la consciencia de género, pueden ser escritoras, familiares o mujeres que han logrado un puesto directivo y que de algún modo u otro, son un pilar de referencia para seguir su ejemplo. Te comparto las mías: Cher, Amelia Earthart, Emily Dickinson, Raquel Olvera, Jenn Goldin  Amy Charmicael y Angela Merkel.

Cher es cantante, Amelia fue piloto, Dickinson fue poeta, Olvera es escritora, Goldin es consultora, Amy fue misionera en la India y Merkel es la primera canciller mujer en la República Federal Alemana. Todas tienen algo en común; se escucharon a sí mismas para lograr lo que querían en su vida y pese al rechazo, peligros de muerte, divorcios o más, siguieron lo que querían seguir.

Tu tarea es hacer una lista de tus pilares, ya te dimos algunos ejemplos. Me encantaría leer los tuyos.

Aprópiate de tu cuerpo

La estética se circunscribe mayormente a los estereotipos femeninos donde las modelos o las tallas cero forman gran parte de la figura femenina a seguir, y encierran un determinado y estrecho aspecto visual e incluso cierto comportamiento. Todas, en algún momento de nuestra vida nos hemos visto afectadas por esto, desde «sentirnos feas», poco atractivas, padecer desordenes alimenticios o en casos más extremos; bulimia y anorexia. Para apropiarnos de nuestro cuerpo, tenemos que hacer las pases con el.


📌 Reconcíliate con tu cuerpo desde el conocimiento, la salud y la belleza. Tomar consciencia de la alimentación que tenemos es piedra angular para desarrollar una salud digna de nosotras, la belleza de verdad empieza ahí, como resultado de un equilibrio y alegría internos.

📌 Busca de manera realista referentes que te gusten, pero que tengan una talla y contextura similar a la tuya. La postura es muy importante; párate recta, mira a los ojos, habla claro, adopta posturas de seguridad, esto no sólo ayudará a proyectar seguridad, sino también en la salud posterior de tu columna y articulaciones.

📌 Recuerda que la maternidad es una opción. No necesitas ser madre para ser una mujer completa. Ya que, lo primero que tenemos que hacer es hacernos cargo de nosotras mismas desde la consciencia y nuestro bienestar. No le debes nada a nadie, es una decisión meramente tuya.

📌 Hazte cargo de tu placer y salud sexual. Puedes seguir las siguientes páginas o libros de personas expertas en el tema: Camila Barrera Salcedo, Isis Tijaro, El Renacimiento de la Vagina de la Doctora Lina Triana o «Revolcando mi Cama» de Nereyda Lacera.

Puedes encontrar entrevistas e información resumida de la bibliografía anterior en el libro de Claudia Placios: Hembrujas.

Tengas pareja estable o no, una mujer autónoma no tiene que hacer algo con lo cual no se siente conforme o segura. En mi opinión personal, es mejor estar sola que con alguien que sólo te busca para su placer, cuando está aburrido o porque no está seguro de lo que siente por ti. Aunque es decisión de cada mujer, hay una frase que me gusta mucho y la uso como lema en mi día a día:

Si te conformas con migajas de amor, vas a vivir con hambre toda tu vida»

Tu vales mucho para estar con alguien que te quiere a medias.

Sé que es mucha información tal vez tabú o difícil de digerir. Para apropiarte de tu cuerpo y tomar acciones en tu proceso puedes empezar con:

📌  Hacer el menú de tus alimentos de la semana, disminuir la comida chatarra y tener planificación y control de los alimentos ricos en vitaminas y minerales que te ayudaran a sentirte bien, será de gran ayuda para dar este paso.

📌 Escoge 5 mudas de ropa con las que te sientas bella, segura y cómoda. Todo aquello que tengas en tu armario con lo que ya no sientas nada de lo anterior, en lugar de atesorarlo, puedes llevarlo a un sitio de donación.

📌 Haz la lista de lo que te da placer y lo que no te da placer sexual. Si te sientes cómoda para hablar del tema con tu pareja, propicia esa conversación en un ambiente amable.

📌 Haz una lista de frases que acostumbres decir y creas que es conveniente reemplazar con respecto a la negatividad en tu cuerpo o el cuerpo de otras mujeres.

Diseña tu proyecto de vida

¿Has escuchado la famosa frase: «calladita te ves más bonita»?. No es necesario ser Albert Einstein para darnos cuenta que a las mujeres nos van formateando desde niñas a ser complacientes como un valor asociado a la feminidad aunque nos expongan a situaciones de riesgos para nuestra integridad física o mental. Liberarnos de estas ataduras educacionales y cuestionar muchas otras situaciones similares es indispensable para convertirnos en mujeres autónomas.

Historia de vida

Una vez terminado este diagnostico, vas a tener una idea de qué tanto has vivido la vida que quieres vivir. Es un ejercicio muy fuerte, lo entiendo, yo también ya lo hice, pero no hay mejor manera que planear nuestros siguientes pasos, partiendo de nuestra realidad y haciéndonos cargo de nosotras mismas.

El proyecto de vida se divide en los siguientes puntos:

Proyecto de vida de una mujer autónoma

Apóyate de las siguientes preguntas:

¿Tengo el conocimiento para lograr eso que quiero? ¿Tengo los recursos para lograr lo que quiero? ¿Tengo a mi alrededor las personas que me apoyan para lograr eso que quiero?.

Busca libros, cursos, videos que te eduquen en el tema, existen becas o financiamientos para los estudios y programas para mujeres emprendedoras. Quizá vas a encontrar personas que no suman nada a tu vida, y solo te roban energía, despegarse de relaciones humanas que solo nos llevan en decadencia es de los procesos más duros. Si decides sacar personas de tu vida porque en realidad no te hacen nada bien, pide ayuda profesional y crea una red de apoyo para que puedas salir de ahí. No llenes tu plan de vida pensando en el qué dirán, piensa desde tus fortalezas y lo que tú quieres lograr. ¿Quieres estudiar una segunda carrera a tus 30? ¿Quieres mudarte a otro país con tus gatos? ¿Quieres ser madre soltera a tus 32? Llena los espacios desde tu consciencia y deja de pensar en qué dirá la gente, no tienes que darle gusto a tus padres, familiares o pareja. Traza tu plan de acuerdo a tus fortalezas y lo que te haga feliz.

Garantiza tu autonomía económica

Según la CEPAL, en América Latina y el Caribe el 28.6% de las mujeres no tienen ingresos propios. Los estudios muestran que mientras más dependa una mujer económicamente de su pareja es más propensa a que sufran situaciones de violencia física o psicológica. La falta de autonomía plena sobre la generación y manejo del dinero, limita las posibilidades de la persona dependiente. La administración exclusiva del hogar no es el mejor de los negocios, ya que los años pasan y con esta no se percibe un sueldo con el que puedas aportar a tu AFORE o separar cierto porcentaje mensual para tu cartera de inversiones. Con más razón, la autonomía económica tiene que ser garantizada por cada una de nosotras.


Otro fenómeno muy común es el de encontrar a mujeres muy preparadas en cargos de rango menor. Y no sólo porque no juegan al golf o no van al bar en viernes después de jugar billar con los compañeros de trabajo, incluidos muchas veces los jefes inmediatos o puestos gerenciales. Es en su mayoría porque nosotras mismas tenemos miedo de postularnos, o nos ha marcado las veces que nos han rechazado de algunos cargos por el simple hecho de no contar con la experiencia necesaria. Reformar la educación de inseguridad es muchas veces el mayor reto, porque no importa los cursos o destrezas que tengamos con nosotras, si esa seguridad no empieza desde el «Yo puedo lograrlo», siempre vamos a tener miedo para ambicionar a posiciones laborales de mayor responsabilidad o incluso de cambiar de trabajo.

La tarea de esta sección es revisar tus fuentes de ingreso y crear una estrategia para aumentar tus ingresos pasivos o monetizar algún tipo de hobby que haces con destreza y naturalidad. ¿Tienes alguna idea?. ¡Me encantaría leer de tu nuevo emprendimiento!.

Practica la sororidad

¿Has escuchado que entre mujeres nos canibalizamos o nos criticamos a muerte?. Empecemos a entender con empatía qué la mayoría de las mujeres que se declara la guerra antes de conocerse lo hacen por inseguridad. Si tú eres una mujer segura, demuéstralo apoyando a otras mujeres y siendo solidaria con ellas aunque no sean tus mejores amigas, hoy más que nunca en un país tan peligroso para nosotras, la unión hace la fuerza.

Y ¿Cómo disminuir estas brechas de rivalidad?

📌 El trabajo en equipo es indispensable, puede hacerse de manera metódica o intuitiva.

📌 Podemos encontrar qué es lo que nos une al margen de nuestras diferencias, y a partir de ahí, trabajar en la forma de colaborar.

¿Qué te dejo de tarea? Haz una lista de las mujeres que te han hecho daño y otra de mujeres a las que les has hecho daño. Escribe cuál aspecto de género te llevó a esa situación y cómo puedes empezar a trabajarlas para que no vuelva a ocurrir y seamos mujeres solidarias.

Aprende a escoger a tu pareja

En el libro de Hembrujas de Claudia Palacios hay 80 respuestas que responden a la siguiente pregunta: ¿Qué consejo consideras más importante para las mujeres de habla hispana en Latinoamérica? y Adriana Noreña, vicepresidenta de Google Latinoamérica lo explicó así: «Que escojan bien a su pareja, a través de un proceso de selección».

Vivimos influenciadas por frases como «se te va a ir el tren», «te vas a quedar a vestir santos» entre muchas otros refranes. Estamos en constante evolución y puede que nos guste el chico que sabemos que no nos va a dejar nada bueno. No te lo pienses dos veces. No necesitas a alguien que te corte las alas con respecto a tus sueños o sea una carga porque «no le das gusto» y constantemente te está refutando que «sueñas demasiado».

Algunas preguntas útiles para saber si existen «Red Flags» son:

¿Esta persona respeta y valora mi manera de pensar aunque no la comparta? ¿Esta persona intenta acaparar todo mi tiempo y espacios? ¿Esta persona es responsable en el manejo del dinero? ¿Coincidimos en nuestra visión sobre el uso del dinero, formas de ahorro e inversión? ¿La manera como esta persona se relaciona con mi familia y amigos me parece adecuada? ¿Puedo ser yo misma en frente de mi familia y amigos mientras estoy con ella? ¿Comparto con esta persona el gusto por actividades que pueden ocupar más nuestro tiempo en una relación a largo plazo? ¿Tengo una buena comunicación con esta persona? ¿Cuándo tenemos un problema lo podemos resolver de manera madura, amistosa y efectiva o cada quien desata sus emociones sin control, gritamos o nos agredimos de alguna otra forma? Ante hipotéticas situaciones complejas ¿coincidimos en lo que queremos hacer? ¿ya se ha hablado de ello?¿Me parece suficiente la disposición de esta persona a labores del cuidado como limpieza de su casa, preparación de alimentos y otros asuntos domésticos?.

Define tu relacionamiento con los hombres

Te invito a hacer una lista de los hombres que actúan un papel fundamental en tu vida, desde el más influyente hasta el de menor influencia. ¿Qué relación tienes con ellos?. Si es un compañero de trabajo o escuela y está agrediendo pasivamente con comentarios podrías tomar acciones graduales; desde hablar con el amablemente haciéndole saber que no vas a tolerar ese tipo de acciones, pedir orientación del departamento de talento humano de tu organización y en casos más serios, acudir con las autoridades. Encuentra la dosis adecuada entre amabilidad y firmeza, es decir; no te tiene que dar pena pedir algo que es un derecho, ni tienes que pedirlo como si fuera un favor.

Recuerda que fuimos criados en una cultura machista y tanto hombres como mujeres tenemos comportamientos de ésta índole. El tener un género no quiere decir que seamos expertos en género. El respeto hacia mujeres y hombres, siempre debe estar por delante indiscutiblemente.

Pregúntate si debes declararte feminista

El feminismo en general jamás ha propuesto odiar a los hombres o estar en contra de ser delicada y vestir como nos guste. Este término ha sido malinterpretado incluso por las mismas mujeres. Hay muchas corrientes del feminismo que no se están abordando en»10 pasos para ser una mujer autónoma» , como por ejemplo: el feminismo de la diferencia, el de la igualdad, el anarquista, el materialista, el descolonial y las «olas del feminismo«, y también en cuestión del derecho al voto, roles de género, la desigualdad y concretar el derecho hacia nuestro cuerpo.


El feminismo requiere cambios que aporten a tu bienestar y estar consciente de un antes y después de tener esta información contigo. Ser feminista es buscar un bienestar colectivo con condiciones igualitarias entre ambos géneros, tanto  para ti y otras mujeres.

¡Empieza ya!

Darte el impulso para comenzar es iniciar poco a poco. Da un paso a la vez. Empieza estos 10 pasos con alguien que te impulse, en equipo siempre es más fácil vencer los obstáculos y llegar a la meta.

Ponte las gafas para detectar puntos de alerta y evitar situaciones de violencia a futuro. Hazlo por ti y por quienes ya no están. Tenemos el poder de decidir sobre nuestra propia vida, aprender a decir no, y a formar un carácter inamovible preparado para cualquier situación.

Si quieres saber más del tema, este es el curso que tomé en Crehana para escribir este post.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like