Economía y Finanzas

Herramientas para gráficos 1: Líneas de tendencia



En el análisis técnico hay una gran cantidad de herramientas, dibujos, indicadores y apoyos para hacer el análisis de gráficos más eficiente y agradable a la vista, e incluso los mismos analistas y entusiastas crean sus propios métodos, indicadores y usos para mejorar día con día su estrategia de Trading. Aunque indudablemente una de las más básicas, usadas y favoritas de todas son las líneas de tendencia.

En palabras sencillas, una línea de tendencia es un trazo que muestra la tendencia principal de un gráfico o una temporalidad, estas pueden ser alcistas, bajistas o laterales; a estas últimas también se les llama rango o consolidación.

Las líneas de tendencia alcista unen y marcan los puntos más bajos sucesivos, también llamados “bajos más altos”, y en el caso contrario las líneas de tendencia bajistas unen y marcan los puntos más altos sucesivos, conocidos como “altos más bajos”. Mientras la línea de tendencia se mantenga significa que la tendencia principal también. Por ejemplo: Si una tendencia alcista sigue haciendo nuevos máximos y retrocesos más altos que los anteriores, hasta que no haya un “bajo más bajo” que nuestro mínimo anterior, la tendencia se mantiene.

El cómo trazar correctamente una línea de tendencia varía entre la experiencia y el analista que la use, puesto que no hay solo una forma de trazarlas ni de utilizarlas, pero una regla general sería que siempre deben unir como mínimo 2 puntos, y entre más puntos unan más fuerte será la tendencia que está trazando.

Las líneas de tendencia pueden ser trazadas desde el cierre de las velas o sus mechas (Así se conoce a los puntos máximos y mínimos de las velas de un gráfico), pero no puedes alternarlos en la misma línea de tendencia. Esto significa que, si estás trazando una línea alcista desde el cierre de una vela bajista como primer punto, el segundo punto también debe ser el cierre de una vela, pero no puedes utilizar la mecha como segundo punto. Aunque algo que sí podrías hacer es trazar dos líneas: Una que marque la tendencia desde los cierres y otra que lo haga desde las mechas, así conseguirías un rango que el precio puede alcanzar para que ejecutes operaciones con mayor precisión. Es completamente válido y en lo personal siempre prefiero operar con rangos

Las líneas de tendencia también pueden ser utilizadas como puntos de soporte y resistencia en el Trading. Si tenemos una tendencia alcista, lo que el analista estará esperando es un retroceso de vuelta a la línea de tendencia para ejecutar una transacción a compras, o en el caso contrario, se esperaría que el precio tocara la línea de tendencia bajista nuevamente para entrar a ventas.

 

Tendencia alcista, tendencia bajista

Ejemplo de tendencias alcista y bajista.



 

Un consejo que a mí me ha servido mucho en mi método de operación es recordar que todas las temporalidades pueden llegar a tener su propia tendencia, así que puedes tener e incluso operar más de una tendencia al mismo tiempo.

Por poner un ejemplo: Supongamos que en la temporalidad Semanal tienes «altos más altos» y «bajos más altos», esto significa que estás en una tendencia alcista en esta temporalidad, pero si bajas a diario es muy probable que puedas ver una tendencia bajista en el gráfico, producto del retroceso que formará el siguiente mínimo elevado de la temporalidad superior. Te servirá mucho para sacarle el mayor provecho posible a todos los movimientos.

En mi método de operación, a eso se le conoce como «Fractales», pero hablaremos de eso en otro artículo.

 

Tendencia bajista

Ejemplo de Fractales



 

En el caso de una consolidación, no hay puntos más altos ni más bajos que sean utilizables para definir la dirección del precio, pues este se desplaza entre un rango de precios marcados por soportes y resistencias muy fuertes y sin romper realmente ninguno de los dos, solo toca los niveles y rebota a la dirección contraria. Hay muchos analistas que consideran la tendencia lateral como un momento inoperable en el gráfico, pues el precio podría quedarse a la mitad del camino antes de tocar el siguiente punto de soporte o resistencia y volver, lo que significa que los movimientos en el precio son mucho más impredecibles.

La mejor estrategia es esperar a que el precio salga de ese rango y vuelva a hacer un retroceso al soporte o resistencia que rompió, para ejecutar una entrada hacia la tendencia que está marcando. O en su defecto, dejar pasar la operación hasta que tengas al menos 2 retrocesos visibles, que implicarían la tendencia mayor después del rango.

Tendencia alcista

Ejemplo de tendencia lateral

 

 

 

 

¿Y tú, como utilizas las líneas de tendencia en tus análisis? Compártenos en la sección de comentarios.

 

Enlaces externos:

https://www.ig.com/es/estrategias-de-trading/-que-son-las-lineas-de-tendencia-en-el-trading-y-como-se-utiliza-181018

https://www.rankia.cl/blog/analisis-ipsa/3601742-que-son-lineas-tendencia-tipos-graficos

https://economipedia.com/definiciones/linea-de-tendencia.html



Economista e inversionista. Lleno de sarcasmo, humor negro y una gran capacidad para exprimir potencial de las piedras.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like