Economía y Finanzas

Inflación

Un globo atado a una etiqueta de precio. Alegoría a la Inflación.



En noviembre del 2021 hubo muchas noticias y titulares, como el de la revista Forbes, que hablaban de forma alarmante sobre como la inflación en el país había superado su máximo histórico de los últimos 20 años, llegando a 7.37%, más de 5 puntos porcentuales arriba del resultado en el mismo mes durante 2020, según datos del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La diferencia de un año a otro es elevada, pero el impacto tal vez no sea muy claro debido a que el término “inflación” puede llegar a ser un poco complicado y sus consecuencias difíciles de entender, puesto que cuando se habla de inflación, es muy común escuchar comentarios como “La inflación hace que pierdas dinero”, pero cuando revisas tu cuenta de banco sigues teniendo la misma cantidad.

La verdad es que la inflación es uno de los términos más importantes en cuestiones de macroeconomía, y su estudio y comprensión pueden llegar a ser algo difíciles, pero vamos paso por paso.

De acuerdo con la página oficial del Banco de México (Banxico) la inflación es el aumento sostenido y generalizado de los precios de los bienes y servicios de una economía en un periodo de tiempo. O sea, cuando el precio de todos los servicios y productos de un país sube, esto provoca una pérdida en el Poder Adquisitivo de los ciudadanos de dicho país, puesto que ahora se pueden comprar menos cosas con el mismo dinero. Por ejemplo, si hay un producto que cueste $100 pesos, una persona con $500 puede comprarlo 5 veces, pero si el precio de este producto aumenta a $150, solo podrá comprarlo 3 veces. (A esto es a lo que hace referencia cuando dicen que «La inflación hace que pierdas dinero»)



La inflación puede ocurrir por múltiples razones, pero entre las 3 principales se encuentran las siguientes:

 

1.- Inflación por demanda

Esto ocurre cuando la demanda de un producto aumenta superando su oferta, debido a que el sector productivo se ve sobrepasado. Esto ocasiona que el precio de dicho producto se incremente. Por ejemplo, cuando hay un producto de moda o con una producción limitada es muy probable que se presente un alza en su precio.

 

2.- Inflación por costos

Cuando los costos de producción incrementan, también lo hará el precio final de los productos. Esto pasa por el aumento de precio en las materias primas, los sueldos, los impuestos y otros varios. Un buen ejemplo es el incremento del costo de la gasolina: si este sube, también lo harán todos los costos de logística, ocasionando un incremento en el precio del producto.

 

3.- Inflación autoconstruida

Usualmente esta se presenta por el rumor o la expectativa de que cierto producto atravesará por un incremento en sus precios o la escasez del mismo, así que los compradores se adelantan a este posible evento comprando antes de que el precio suba, y los productores, por su lado, tratan de anticipar el incremento subiendo primero sus precios. Estas acciones terminan convirtiendo la expectativa en realidad. El ejemplo perfecto es que al principio de la pandemia del coronavirus en 2020, la gente comenzó a comprar desmedidamente todo tipo de productos, pensando que habría un desabasto debido a la contingencia; en el caso de México el desabasto ocurrió a causa de estas compras de pánico, provocando que el precio de muchos productos incrementara.



 

Con lo mencionado anteriormente, el impacto es bastante evidente: entre más se inflen los precios, menos se puede comprar con el mismo dinero, y las consecuencias, ya sean positivas o negativas, impactan en diversos niveles.

Un ejemplo podría ser que la inflación suele venir acompañada de un incremento salarial, para intentar mitigar el impacto que le genera al ciudadano, pero al haber más dinero en circulación, el valor de este también disminuye. El dinero es un bien más de la economía, y también se ve afectado si su oferta supera su demanda.

Esto también ocasiona una disminución importante en el Ahorro, ya que las metas que se tenían puestas incrementaron su costo, y ocasiona que cualquier siniestro o eventualidad también tenga un precio mayor, así que el Fondo de Emergencia también tiene que incrementar en monto.

La inflación también causa la devaluación del precio de la moneda con respecto a otras: si la moneda nacional pierde valor internamente, también lo hará en comparativa con otras divisas, y aunque este factor favorece las exportaciones debido a que será más barato para los demás países comprar a un país con alta inflación; del otro lado impacta negativamente las importaciones, ya que el que la moneda nacional ahora valga menos que otras implica un costo mucho mayor al realizar compras extranjeras. Y esos son solo algunos de los efectos que tiene.

 

Pareciera que la inflación es un monstruo del que hay que protegerse a como dé lugar, pero, aunque no lo parezca, es completamente necesaria. De hecho, el objetivo de un banco central es tener una inflación baja y estable, usualmente entre el 2% al 4%, así como se ve en la página principal de Banxico. La razón de esto es que, sin inflación, los precios comenzarían a bajar, provocando Deflación, lo cual puede culminar en un estancamiento de la economía al haber una reducción del consumo y la producción.

 

¿A ti te parece un incremento indebido o un concepto necesario? Deja tu respuesta en la sección de comentarios.



Economista e inversionista. Lleno de sarcasmo, humor negro y una gran capacidad para exprimir potencial de las piedras.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like